Health Care

Enfermedad por Coronavirus: Mito vs. Realidad

Physician screening man in car

Desafortunadamente, la información falsa sobre el coronavirus está en todas partes. Para mantenerte a salvo y a tus seres querido del nuevo coronavirus, debes separar los hechos de los mitos que rodean a esta enfermedad, y estamos aquí para ayudarte a hacerlo.

Para Saber la Verdad, Recurre a Fuentes Confiables

Antes de analizar los mitos y verdades sobre el coronavirus, es importante mencionar que hay que obtener información objetiva de fuentes fiables. Como en todos los brotes de enfermedades, la información falsa está en todas partes, y no se recomienda seguir los consejos de fuentes no fiables, en particular, los que están fuera de la profesión médica.

Para obtener la información más precisa, puedes confiar en:

En AdventHealth, nos comprometemos a darte información actualizada sólo de las fuentes más confiables. Y cuanto más sepas sobre este virus, más poder y protección tendrás.

Obtén información adicional sobre el nuevo coronavirus, lee las preguntas frecuentes y obtén información más actualizada en nuestro Centro de Recursos del Coronavirus.

Coronavirus 101: Virus vs. Enfermedad

Para mayor claridad, un virus es diferente a una enfermedad. Los virus causan enfermedades. Los coronavirus son una gran familia de virus que causan enfermedades, la enfermedad más recientemente descubierta es el nuevo coronavirus, COVID-19. El nombre formal de este virus es síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2. Y la enfermedad que causa se llama COVID-19.

Mitos y Realidades Sobre el Coronavirus y COVID-19

Nos dedicamos a darte los conocimientos que necesitas para mantenerte a salvo de COVID-19, comenzando por disipar estos mitos comunes sobre la enfermedad.

Mito: Los antibióticos pueden tratar el coronavirus.
Realidad: El coronavirus es un virus, no una infección bacteriana, así que los antibióticos no pueden tratarlo.

El coronavirus en sí es un virus, así que solo los medicamentos antivirales pueden actuar contra él. Los antibióticos solo funcionan contra las bacterias e infecciones bacterianas, no contra los virus. Si tienes una infección bacteriana, se pueden usar antibióticos. Por ejemplo, es posible que alguien que tenga COVID-19 también desarrolle una infección bacteriana mientras está enfermo, en cuyo caso podría recibir antibióticos.

Mito: COVID-19 se ve muy diferente de otras infecciones. Los síntomas del COVID-19 son muy diferentes al de otras infecciones.
Realidad: Los síntomas más comunes de COVID-19 son la fiebre y la tos.

COVID-19 es un tipo de enfermedad respiratoria, y hay muchas enfermedades respiratorias, por lo que COVID-19 no se ve completamente diferente de otras enfermedades que has visto o escuchado. Los síntomas visibles más comunes de COVID-19 son fiebre, tos seca y dificultad para respirar.

Mito: COVID-19 es automáticamente fatal.
Realidad: Actualmente, la mayoría de la gente se recupera de COVID-19.

El coronavirus es definitivamente aterrador, pero afortunadamente, contraer COVID-19 no es una sentencia de muerte automática. La Organización Mundial de la Salud afirma que la mayoría de las personas, de hecho, alrededor del 80% que contraen COVID-19 se recuperan y solo un pequeño porcentaje de las personas que tienen la enfermedad han muerto.

Mito: Todos corren el mismo riesgo de contraer COVID-19.
Realidad: Tu riesgo de contraer COVID-19 depende de varios factores.

La Organización Mundial de la Salud explica que tu riesgo depende de dónde te encuentres (y de dónde hayas estado recientemente) y, específicamente, de si estás o estuviste en una zona donde se encuentra el coronavirus.

Tu riesgo de infectarte con COVID-19 depende:

  • Dónde vives
  • Dónde has viajado recientemente
  • Si tienes una condición médica preexistente o una condición de salud crónica

En general, tu riesgo de contraer COVID-19 es mayor si a muchas personas de tu área se les ha diagnosticado la enfermedad. Tu riesgo también varía dependiendo de tu salud inmunológica. Al igual que con otras infecciones virales, si tienes una enfermedad cardíaca u otra condición de salud crónica, puedes ser más vulnerable a la COVID-19.

Mito: Te contagiarás del COVID-19 a través de tu mascota.
Realidad: No hay evidencia de que las mascotas domésticas puedan ser portadoras del coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud afirma que la familia de virus coronavirus es común en los animales, pero no en las mascotas domésticas como los gatos o los perros. Las bacterias como la salmonela pueden pasar entre tus mascotas y pueden transmitirse de tu mascota a ti, pero actualmente, no hay evidencia de que los miembros peludos de tu familia puedan portar o transmitir el coronavirus. Puedes acariciar a tu gato o perro sin miedo, pero como consejo de higiene general, siempre asegúrate de lavarte las manos después.

Mito: Contraerás COVID-19 de algunos alimentos.
Realidad: El coronavirus no puede crecer en los alimentos.

El coronavirus necesita un huésped (una persona o un animal, excluyendo las mascotas del hogar) para propagarse, y por lo tanto, es poco probable que las personas contraigan el COVID-19 a través de los alimentos. Es poco probable que el virus viva mucho tiempo sin adherirse a un huésped.

Del mismo modo, circulan afirmaciones infundadas de que algunos alimentos pueden prevenir el coronavirus, como el aceite de orégano y los remedios de hierbas, pero no está demostrado.

Mito: Contraerás COVID-19 de productos chinos importados.
Realidad: Es seguro recibir paquetes de las zonas donde se ha informado de la presencia de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud dice que no hay problema en recibir correo y paquetes de partes del mundo que han reportado brotes de coronavirus. Los coronavirus no sobreviven mucho tiempo en paquetes, objetos y cartas. Con la información que tenemos ahora, parece que el coronavirus no puede sobrevivir fuera del cuerpo humano por mucho tiempo sin un huésped humano o animal.

Sin embargo, si te preocupa que el coronavirus esté en las superficies que tocas, puedes usar desinfectantes a base de alcohol en las superficies de tu casa o lugar de trabajo.

Mito: Los ancianos son los únicos que contraen COVID-19.
Realidad: Gente de todas las edades puede contraer COVID-19.

Hasta ahora, sabemos que los adultos mayores y las personas con sistemas inmunológicos comprometidos y condiciones médicas preexistentes son típicamente más vulnerables al coronavirus. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) ha dicho, "Es posible que los adultos mayores y las personas que tienen condiciones médicas crónicas subyacentes puedan estar en riesgo de complicaciones más serias". No obstante, cualquier persona de cualquier edad puede contraer COVID-19.

Mito: Las medicinas preventivas pueden mantenerte a salvo de COVID-19.
Realidad: La automedicación con cualquier remedio o medicina puede ser potencialmente dañina.

Aunque es importante tener un sistema inmunológico fuerte para luchar contra los virus, no es recomendable tratar de aumentar la inmunidad a través de la automedicación. La Organización Mundial de la Salud afirma que los remedios herbarios u holísticos tradicionales, como el uso de aceite de sésamo y el enjuague de la nariz con solución salina, no son formas eficaces de prevenir el coronavirus.

Del mismo modo, los antibióticos y otros medicamentos no pueden evitar que contraigas COVID-19 y pueden causar más daño que beneficio. En este momento, no hay ninguna inmunización o medicina específica que haya demostrado prevenir o tratar la COVID-19.

Mito: Te contagiaras el coronavirus automáticamente de alguien liberado de la cuarentena.
Realidad: Las personas liberadas de la cuarentena ya no tienen el coronavirus.

No contraerás COVID-19 automáticamente de alguien que acaba de salir de la cuarentena, porque esa persona no desarrolló COVID-19. Para ayudarte a entender esto, te explicaremos cómo funciona el proceso de cuarentena por coronavirus (también se explica en la sección de preguntas frecuentes "Cómo se propaga?" en la página de preguntas frecuentes sobre coronavirus de los CDC).

Las personas que han estado expuestas al coronavirus, pero no han desarrollado COVID-19 pueden ser puestas en una cuarentena de 14 días. El período de incubación del coronavirus es de catorce días, lo que significa que es el tiempo más largo que le toma a alguien desarrollar COVID-19 después de estar expuesto a él. Si alguien es liberado de la cuarentena, significa que no desarrolló el COVID-19 durante la cuarentena, por lo que no se considera un riesgo de propagación del coronavirus.

Como ejemplo de este proceso, en una reciente reunión informativa para la prensa del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), éste afirmó que un grupo de personas que habían sido liberadas recientemente de una cuarentena obligatoria de 14 días en los Estados Unidos no representaban ninguna amenaza para la salud de sus familias o comunidades. Transcurridos estos 14 días, ninguna de las personas liberadas de la cuarentena tenía el coronavirus.

Mito: Te contagiarás el coronavirus de alguien recién liberado de la cuarentena.
Realidad: Las personas dadas de alta del hospital no son probablemente contagiosas.

Los profesionales de la salud y los expertos en enfermedades infecciosas están adoptando todas las medidas necesarias para restringir la propagación del coronavirus y dar de alta a los pacientes del hospital solo cuando se determine que ya no representan una amenaza para la salud de otras personas.

Alguien que es dado de alta del hospital ha dejado de ser considerado un riesgo para la salud de los demás y está en camino de volver al bienestar, pues ya no contagia. Puede ocurrir una nueva infección con el coronavirus, pero no es probable que sea inmediata, por lo que no es creíble que alguien que acaba de salir del hospital contraiga automáticamente el coronavirus.

Los pacientes son actualmente liberados caso por caso, de acuerdo con el CDC. Deben cumplir con requisitos específicos, como no mostrar más síntomas y dar negativo en múltiples muestras respiratorias, antes de volver a casa.

Estamos Aquí para Acompañarte

En AdventHealth, estamos aquí para brindarte información actualizada sobre el coronavirus y la enfermedad COVID-19. También puedes contar con nuestra experticia para brindarte un tratamiento completo en caso de que lo necesites. Estamos aquí para brindarte la información más reciente tan pronto como esté disponible, para que tú y tu familia puedan mantenerse seguros, sanos y salvos.

Obtén información adicional en nuestro Centro de Recursos del Coronavirus.

Recent Blogs

A teenager getting a vaccine shot by a nurse
Blog
Por qué los niños deben recibir la vacuna contra el COVID-19
A senior seriously reading while on her tablet.
Blog
La variante delta: esto es lo que sabemos
Blog
El embarazo y la vacuna contra el COVID-19
A pregnant young woman holds her belly standing near a window
Blog
Lo que las mujeres embarazadas o que amamantan deben saber sobre la vacuna contra el COVID-19
Blog
Cómo responder cuando un ser querido tiene dudas sobre la vacuna contra el COVID-19
View More Articles